Presione Aquí
Vuele & Compre

ACERCA DE

¡UN ESTILO DE VIDA DEL MAS ALTO NIVEL EN EL CARIBE NUNCA HA SIDO MEJOR!

¡Su propia Villa Privada Frente a la Playa, Acceso a la Playa, Servicio de Mayordomo, Traslados en Helicóptero y Limusinas, y más!

Ser dueño de su propia casa de lujo en el Caribe con un estilo de vida del más  alto nivel y exclusivos beneficios nunca ha sido tan fácil. Imagine su propia villa lista para ser ocupada, con  un diseño personalizado y completamente amueblada,  con entre tres y siete dormitorios, piscina privada y a sólo unos pasos de la playa. Su propio arquitecto y un diseñador personal lo acompañarán  en cada paso del camino.

El Programa Lifestyle de Bienes Raíces ofrece la alternativa de adquirir un bien raíz ciento por ciento cubierto con escritura o título de propiedad, excelentes servicios  y beneficios siniguales en el Caribe. Usted nota diferencia desde el momento de su llegada cuando lo  recogen en una limusina o en un helicóptero privado; entonces,  una vez lega a su residencia estilo villa de Lifestyle, podrá disfrutar de su propio mayordomo, de barbacoas privadas y de todas las comodidades y servicios  de Lifestyle Holidays Vacation Resort. Esto incluye un sinfín de restaurantes gourmet y bares temáticos, cuatro playas diferentes, actividades en la propiedad, clubes abiertos hasta tarde, fiestas, y mucho más. Y cuando no está en la propiedad disfrutando de su casa estilo villa, Lifestyle Real Estate se encarga de administrársela  y usted no tendrá preocupación alguna.

Los lujosos desarrollos comunitarios de Lifestyle Real Estate incluyen a las Royal Villas en Center Court, con  una ubicación céntrica en el corazón de toda la acción de Lifestyle Holidays Vacation Resort y con sólo cuatro lotes disponibles para la venta; Costa Esmeralda con seis viviendas estilo villa ya vendidas y un alto nivel de interés por parte de los clientes, así como las nuevas Villa Park Villas y Villa Park Suites. La decisión relacionada con cuál de las villas de lujo adquirirá es completamente suya. Las propiedades frente al mar poseen una  alta demanda y su  valor es mayor cada año. Así que una vez éstas se vendan, la oportunidad de ser propietario desaparece.